Proyecto

En pleno casco histórico de la ciudad de las espadas se encuentra el Café del Fin, un local al cual aportamos mobiliario para el comedor principal. Después de deliberar y descartar varias opciones nos decantamos por unas sillas fabricadas en polipropileno expandido en dos colores; rojas y blancas. Las mesas que se han colocado en el café son con cuerpo de aluminio pintado en color blanco y un tablero en madera con un acabado natural.

Una acertada apuesta el combinar el acabado clásico de las mesas con los colores y materiales más novedosos en las sillas. Sin duda un diseño cuidado y elegido con mucho mimo para satisfacer a nuestros clientes.